Las Vírgenes de las cuatro Cofradías cartageneras llenan de fieles la iglesia de Santa María