Los Apóstoles no faltaron a su cita con los cartageneros partiendo de sus instalaciones militares